REMEDIOS CASEROS

Mascarillas caseras para tu rostro

Porque sabemos lo importante que es el cuidado de la piel os ofrecemos a continuación dos tipos de mascarillas caseras para cuidar vuestro rostro sin gastar dinero en cremas milagrosas:

Piel seca

Gracias a la mascarilla conseguiréis eliminar la sensación de piel tirante y seca, ayudareis a hidratarla.

  • De aguacate – Pelar y aplastarlo hasta conseguir una textura de puré homogéneo, a continuación añade una “cucharadita de café” con aceite      de oliva. Mézclalo bien extiéndelo sobre todo tu rostro de manera      homogénea, 30 minutos después de su aplicación retíralo y límpiate con      agua del tiempo.
  • De miel y yogurt – Los ingredientes que necesitamos son: tres      cucharadas soperas de yogur natural sin azúcar, una “cucharadita de café” de miel y una yema. Una vez creada una mezcla heterogénea aplícalo sobre tu rostro y al igual que en el anterior caso tenlo aproximadamente 30 minutos y retíralo con agua templada.

Piel grasa

Gracias a las mascarillas evitaremos brillos no deseados y obtendremos una sensación de limpieza instantánea.

  • De tomate – Corta un tomate en rodajas y aplícalas directamente en el rostro durante 15 minutos, una vez pasado el tiempo retíralos con agua fría.
  • De fresas – Mete en la jarra de la batidora 7 fresas, cuanto más maduras mejor y una clara de huevo. Bate todo hasta crear una masa homogénea y espárcelo en tu cara durante 20 minutos, una vez usado ayúdate de agua del tiempo para limpiarte.

Piel mixta

Ayuda a hidratar y a quitar la grasa al mismo tiempo dependiendo de la zona en la que lo apliques.

  • De albaricoque – Mete en la jarra de la batidora un albaricoque maduro y tritúralo a velocidad media hasta conseguir un pure no muy líquido, aplícalo durante 20 minutos y aclara con agua del tiempo.
  • Mascarilla de miel – En un vaso vierte dos cucharadas de miel y caliéntalas en el micro hasta conseguir que esté caliente y por tanto conseguir una textura líquida, ten cuidado porque son tan solo unos segundos, la miel hierve muy fácilmente. Extiende en todo tu rostro y déjatelo hasta que se seque. Para retirarlo es mejor con agua caliente.

Piel normal

Ayuda a limpiar los poros, crear frescura e hidratar.

  • De harina de arroz y miel – Con ayuda de  un bol y una batidora de mano intenta batir 40 gramos de harina de arroz  integral, 20 de miel líquida “consigue que se quede líquida como en la mascarilla anterior” y una clara de huevo. Bate hasta que quede una masa homogénea sin grumos y extiéndela durante 15 minutos.
  • De plátano y avena – Mezcla una cucharada de miel, una de harina de avena con un plátano muy maduro, casi pasado. Como no hay ningún ingrediente sólido no es necesario batidora, con un  tenedor bastará para crear una masa y poderla aplicar sobre el rostro, déjala durante 10 minutos.

¿Te atreves a probarlas? Utiliza la que más se adapte a tu piel y coméntanos el resultado o si conoces alguna otra cuéntanoslo y la publicaremos.

MASCARILLAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s